Select Page

Exponiendo en un Congreso de Gestión Humana se me acerco una gerente de personal , me pregunto si sería bueno o no capacitar al personal, porque ellos luego al obtener mayores conocimientos emigraban a la competencia. Esta es una de las mayores preocupaciones de los directivos y dueños de empresas.

La capacitación técnica es importante en una empresa, obviamente lo es, pero primero es importante la educación basada en la mejora humana, preocuparnos por desempeño de las personas. Ordenar los objetivos personales, y familiares, de nuestros colaboradores, y que estén orientados a la misión y visión de la empresa, es vital. Pero muchas veces, por preocuparnos por la productividad, perdemos la brújula.

Mencionamos que debemos enfocar los objetivos personales con los de la empresa pero, ¿qué hacemos si ellos tienen objetivos, ideas, o proyectos de mayor trascendencia que la empresa?. Hay que ser astuto y hábil  para captar y leer la realidad. No tener la lectura de los anhelos de nuestros colaboradores puede ocasionar luego ambientes secos, y esto si producirá deserciones de talentos en potencia, y lo peor, se irán a la competencia. Debemos aprovechar sus capacidades en el área donde pueda observar su máximo potencial y potenciar su labor ejecutiva.

Pero también existen otros beneficios importantes, si haces lo que te hemos aconsejado:

  1. Ganarás la confianza del personal, al ocuparte y preocuparte por ellos. Al impulsar sus virtudes lo tendremos siempre prestos a ayudar, apoyar, y cuando tomes una decisión te presentaran nuevas ideas para implementar en la empresa.
  2. Vas a fidelizar a tu personal, si, como si fuera un cliente. Lo he observado en algunas empresas donde el personal comenta: “Me quedo porque ahora valoran mi trabajo, y piensan en mí”. Esto se da porque confían en uno, que ahora no solo busca el bien económico sino el bien de cada uno.

Y lo mejor de todo….

  1. Elevarás tus capacidades directivas y de gestión, al máximo. Vas a observar mejor las cosas, ya no te preocuparas tanto del desempeño del personal, porque los has impulsado, promovido, y ayudado a ser mejores. Esto te convertirá en un directivo del siguiente nivel, en líder.

Con todo esto, ¿qué esperas para frenar el éxodo del personal?  ¡Manos a la obra!, saludos.

 

 

Luis Flores Montes

info@floresmontes.com